El verdadero patrimonio de una empresa está en sus datos; pero seamos realistas, gran parte de los usuarios particulares y sobre todo las PyMEs, por lo general optan por tratar el problema de los datos distribuidos ignorándolos, o dando instrucciones a los usuarios para que “hagan periódicamente copias de seguridad de sus datos”, y como sabemos lo más probable es que sólo algunos de quienes hemos perdido datos lo hacemos, aunque sólo sea de vez en cuando. backup en la nube Cuando se estudia la utilización de un proveedor de almacenamiento en la nube para el backup de datos, es importante considerar una serie de factores, como son la cantidad de datos que hay que proteger, la cantidad de ancho de banda de internet disponible, y la cantidad de datos que cambian periódicamente. En esta guía práctica sobre backup en la nube, publicada recientemente en el portal searchdatacenter.techtarget.com, descubrirá las ventajas e inconvenientes del backup en la nube, cómo está transformando la protección de datos el almacenamiento en la nube, y las diferencias de costo entre el backup en la nube y el backup tradicional.  

 
Backup en la Nube vs Backup Tradicional

Hay muchas opciones tanto locales como internacionales para backup en la nube, y casi tantos modelos de tarificación como servicios. Una de las ofertas de almacenamiento en la nube que han tenido gran repercusión es el servicio Amazon’s Simple Storage Service (S3).

Este servicio está abierto prácticamente a cualquiera, con un precio fijo por el almacenamiento, la carga y la descarga de datos. Por ello, no sorprende el hecho de que muchos proveedores de backup en línea utilicen a Amazon como back-end para su servicio. Pero el servicio Amazon S3 no es necesariamente la forma más barata de salvaguardar datos de portátiles o de equipos de escritorio, sobre todo si hay que proteger muchos datos. En ese caso, es preferible optar por un servicio que no cobre por gigabyte. Algunas de las opciones más baratas cuestan entre US$50 y $60 anuales, lo cual es equivalente a almacenar unos 30 GB en Amazon S3. Por lo tanto, si almacena más de 30 GB al año, para ahorrar debe considerar una cuenta de transferencia ilimitada. Existe una gran diferencia entre archivar o salvaguardar.

Archivar permite a los usuarios liberar espacio al sacar datos del sistema principal para tenerlos guardados en otro lugar, pero debemos considerar que algunas de las aplicaciones de backup en línea están diseñadas exclusivamente para respaldo, lo que implica que una vez suprimidos los datos en el sistema principal, se eliminan también en el sistema del backup en línea. Por lo anterior, no es lo mismo almacenar en la nube una copia de su Base de Datos de 10 Gb, que usar S3 para guardar 1 Tb de sus películas particulares para conservarlas de forma segura y tener algo más de espacio; Para archivar grandes cantidades de datos, la mejor opción sigue siendo la de guardar los datos en un medio físico para pequeñas negocios o bien en un proveedor de nube local para empresas.  

 
Ventajas y Desventajas de almacenar en la nube

La mayor parte de las aplicaciones críticas para la empresa seguirán dependiendo del acceso a un almacenamiento rápido. Para estas aplicaciones, cualquier demora en el acceso puede incidir considerablemente en sus resultados. Además, el ancho de banda de la red a largas distancias siempre saldrá sensiblemente más caro que las conexiones internas del centro de datos.

Por obra de las leyes de la física, las comunicaciones a larga distancia salen más caras que las conexiones a mayor proximidad. Por todos esos motivos no resulta práctico plantearse el almacenamiento en la nube para numerosas aplicaciones de tratamiento de datos vitales para el negocio. Por lo tanto, si el almacenamiento en la nube externa resulta práctico, debe ser utilizado fundamentalmente para aplicaciones que no dependan de conexiones rápidas al almacenamiento y que dispongan de un buen ancho de banda. Otro datos importante es que según los principales proveedores de backup, más del 75% del total de peticiones de restauración de datos se refieren a un solo archivo de menos de 30 días de antigüedad. Por lo tanto, el tema de la latencia de la red no será un problema para la mayor parte de las restauraciones de archivos. Restaurar unos cuantos archivos en una red de área amplia (WAN) suele ser casi tan rápido como restaurar archivos locales.

Cabe considerar que una parte importante y creciente de los datos reside fuera de los centros de datos, en diversos dispositivos entre los cuales figuran equipos portátiles y móviles. Los porcentajes exactos varían en función del tipo, tamaño y ubicación de la empresa, pero una cosa está clara: los datos almacenados fuera de los centros de datos son un tema importante.  

 
Protección de datos y recuperación de desastres en la nube

A nivel conceptual existe una gran diferencia entre proteger los datos y prever la recuperación de desastres. Sin embargo, con frecuencia estas capacidades se ofrecen de forma muy similar. Las aplicaciones convencionales de backup y recuperación de datos también suelen incluir una opción de recuperación de desastres, a veces denominada “restauración completa.”

Ahora bien, la recuperación de desastres supone mucho más que restaurar un servidor de aplicación y punto. Garantizar la protección de los datos frente a los desastres naturales y humanos es una parte importante de las mismas, y exige el almacenamiento de los datos fuera de la sede de cualquier negocio. A los usuarios particulares y las PyMEs, les preocupa menos la recuperación de desastres que la protección de los datos. Si te falla un disco o te roban un equipo portátil, tu primera preocupación es conseguir recuperar los datos. Esos dos problemas se pueden resolver mediante las numerosas ofertas de backup en la nube disponibles en la actualidad. Como ofrecen backup automatizado, los datos se copian realmente. Al hacerlo a un sitio remoto, también se ofrece cierto grado de recuperación de desastres. Los datos están protegidos frente a las catástrofes locales como incendios, robos, inundaciones, tornados y errores humanos, pues se conservan copias de los archivos a salvo y a buen recaudo fuera de la sede.  

El almacenamiento en la nube es una realidad, y existe una amplia oferta disponible para estos servicios, que conviene tener en cuenta para cualquier entorno que no tenga ya implantado un sistema de protección de datos. Muchos usuarios particulares y PyMEs dependen de sistemas pequeños para todos sus datos, pero éstos pueden carecer de un medio adecuado (o derechamente de un medio) de protección de dichos datos. Incluso muchas de las grandes empresas que hasta ahora han optado por ignorar los datos distribuidos en equipos portátiles deberían plantearse la utilización del backup en la nube.

 

Si te gustó este artículo

  • Únete a nuestra Comunidad TIC en Linkedin Aquí
  • Si quieres conocer nuestro datacenter o enviarme tus comentarios sobre el artículo, escríbeme a sandra.henriquez@asicom.cl.

Suscríbete al Blog!…

Comparte el Post!…