No hacen falta los detalles para decirlo: “El área de TI debe asegurar una continuidad operativa adecuada para los requerimientos de cada negocio”… Sin embargo al momento de preguntarse, ¿cuáles son los componentes que debemos tener en cuenta para conseguirlo?, no todo suena tan simple y claro.

Para asegurar continuidad operativa de cualquier centro de procesamiento de datos, una tarea base es organizar las tareas de TI en 3 componentes: Personas, Planificación e Infraestructura. De una u otra forma estos 3 componentes siempre estarán interactuando entre sí de manera sinérgica, y, dependiendo de cada caso particular, esta sinergia será más o menos efectiva.

 

Partamos con la Infraestructura

No hace falta sacarse un ojo de la cara para tener una infraestructura a prueba de balas, el secreto está en conocer al 100% la operación de un negocio, definiendo de forma clara y específica cómo las TIC influyen en cada una de las etapas de dicho proceso. Luego de revisar este punto, podremos contar con varias certezas sobre qué implica una falla en los sistemas del negocio: ¿Cuánto deja de vender/procesar/gestionar tu negocio por cada hora de caída de servicios?, ¿Es lo mismo si falla en horario de oficina que a las 3 de la madrugada?, ¿Existe registro de fallas frecuentes y un protocolo de acción para evitarlas?, ¿Tanto usuarios como administradores conocen estos procesos?, ¿Existe información centralizada de los proveedores o personal responsable de cada parte de la operación?…

Objetivo principal: Definir claramente cuánto dolerá cada falla y determinar nivel de riesgo.

 

Una vez que existe claridad sobre cuáles son las fortalezas y la kriptonita de un área de TI, podremos realizar un cálculo del uptime necesario que puede tolerar cada negocio; Mientras para algunos tener un 99,9999999…% es indispensable para no irse a la quiebra y desaparecer del mercado, otros notarán que una baja de servicios en realidad no implica grandes pérdidas, por lo que pueden optar por un uptime más bajo; Estamos de acuerdo que mientras más alto mejor; pero jamás debes dejar de considerar que cada 0,00001% de uptime adicional se multiplicará exponencialmente en la factura de TI: Si la inversión en TI es mucho mayor a la perdida que genera, mejor ni molestarse en presentarlo a un directorio o área de finanzas.

Objetivo principal: Definir cuántos recursos consume el área  TI, y cuántos necesita para garantizar la operación y supervivencia del negocio.

 

De acuerdo a la tolerancia a fallos de la arquitectura que se administre, podremos aplicar los siguientes conceptos de nivel de servicio o Uptime:

datacenter

¿Qué dice la norma?

chart1

 

Aunque no es una obligación, cualquier centro de procesamiento de datos, sea propio o externalizado, puede acogerse a los estándares de infraestructura de la industria TI.

¿Por qué hacer todo esto?… Para dejar de trabajar como bombero y comenzar a crear y desarrollar tecnología, que fue para lo que estudia cualquier informático, ¿no creen?…

Por último: Con el fin de dar un ejemplo de arquitectura para asegurar continuidad operativa, te compartimos el que corresponde a nuestro data center, el cual cuenta con Uptime de 99,742%, equivalente a una homologación Tier II en N+1:

adc_006

 

Si te gustó este artículo

  • Únete a nuestra Comunidad TIC en Linkedin Aquí
  • Si quieres conocer nuestro datacenter o enviarme tus comentarios sobre el artículo, escríbeme a sandra.henriquez@asicom.cl.

Suscríbete al Blog!…

Comparte el Post!…